Redes sociales y agua: de la madurez a la especialización

Las redes son fundamentales, ahora nadie lo duda, porque representan la forma más directa y eficiente de llegar a tus lectores, a tus socios, a tus clientes, a tu público en definitiva. El reto está ahora en definir cuál es el mejor uso de cada herramienta, segmentar los mensajes para dar la información suficiente pero no saturar a tu comunidad.

Frases destacadas Leer artículo completo

Parece mentira, pero hace ya más de 7 años que comenzaba la aventura de iAgua.es. Cuando nació, no se llamaba así, ni abordaba en su totalidad un campo tan amplio como el que ahora cubrimos, pero en ese momento se puso la semilla.

Recuerdo que por aquel entonces asistía por mi trabajo a frecuentes reuniones técnicas a lo largo de la geografía española. En estos encuentros, solía entablar con algunos colegas de profesión apasionantes conversaciones sobre la política del agua en España, la planificación hidrológica o la gobernanza del agua en el mundo. Cuando volvía a mi despacho sentía a veces un gran vacío por no poder continuar aquellos enriquecedores diálogos, por ver como aquellos momentos se perdían en el tiempo como lágrimas en la lluvia. Y, lo más importante, sentía pena por no poder mantener un contacto estrecho con otros apasionados del agua como yo. Por todo ello, en lo que probablemente fué la mejor decisión profesional que he tomado en mi vida, comencé mi blog sobre la Directiva Marco del Agua, aunque yo no podía sospechar lo que iba a venir.

Y es que en el año 2005, Twitter ni existía, Facebook daba sus primeros pasos entre los estudiantes de la Ivy League y Linkedin ni siquiera era la red profesional líder en España. Era el tiempo de los blogs, y de la consolidación de otros servicios como la Wikipedia o Youtube, tal y como reconoció la Revista Time en su Premio Person of The Year en 2006. Lo cierto es que era difícil aún crear comunidades, aunque la semilla estaba ya germinando.

iAgua (aún sin su nombre actual) inició el servicio de suscripción por e-mail en octubre del año 2007. A través de Feedburner, cualquier lector de la web podía, sólo con dejar su dirección de correo, recibir cada mañana en su buzón los artículos publicados en las veinticuatro horas anteriores. A comienzos de 2009 superábamos los 1.000 miembros: el interés por la información sobre el agua quedaba patente, y las herramientas para "hacer comunidad" estaban ya maduras. Había llegado el momento de ponernos cara.

@iAgua comenzó su andadura en Twitter el 15 de mayo de 2008. Se puede decir que fuimos un "early adopter", aunque el número de usuarios mundiales era ya de más de 14.000.000 millones. Lo que es seguro es que del sector del agua en España no había casi nadie. Por ello, el despegue fue difícil y un tanto frustrante. Recuerdo ver la actividad de las cuentas estadounidenses dedicadas a temas de agua y morirme de envidia. Durante un tiempo, incluso @iAgua lanzaba tweets en inglés a determinadas horas para poder entrar en conversación en la red. Hasta el año 2010 no se empezaron a ver los frutos del trabajo.

Me gustaría resaltar a este respecto que el Congreso Nacional de Medio Ambiente (CONAMA 2010), fué sin duda un punto de inflexión. En primer lugar, por el Grupo de Trabajo sobre Redes Sociales y Medio Ambiente que coordinaron Roberto Ruiz Robles y Clemente Álvarez en el verano anterior al Congreso. En las reuniones y trabajos previos, se puso en común la incipiente experiencia de distintas organizaciones y usuarios del sector ambiental, generando un documento que aún hoy en día resulta de gran utilidad para los que dan sus primeros pasos en este ámbito. La celebración del Congreso, en noviembre de 2010, fue la confirmación de que no estábamos solos. Las distintas salas temáticas se plagaron de twitteros, y algún que otro Hashtag saltó a la fama a través de la plataforma del Trending Topic en España. Al fin podía confirmar que el mundo (del medio ambiente en este caso) estaba lleno de frikis (o no tan frikis) como yo.

Después de 2010, ya sabemos lo que ha venido. Desembarco masivo de profesionales, empresas, administraciones y todo tipo de organizaciones del sector medioambiental en general y del agua en particular. A día de hoy, las cifras de iAgua no dejan lugar a dudas: más de 12.000 seguidores en nuestra cuenta principal de Twitter y casi 3.000 en @iAguaPRO, dedicada casi en exclusiva a difundir ofertas de empleo, más de 4.500 fans en Facebook y más de 3.900 miembros en el grupo iAgua Profesionales de LinkedIn.

Las redes son fundamentales, ahora nadie lo duda, porque representan la forma más directa y eficiente de llegar a tus lectores, a tus socios, a tus clientes, a tu público en definitiva. El reto está ahora en definir cuál es el mejor uso de cada herramienta, segmentar los mensajes para dar la información suficiente pero no saturar a tu comunidad.

Pero, aunque algunas veces se nos olvida, la clave sigue estando en lo que hacemos fuera de las redes, que nunca son un fin, sino un medio para mejorar nuestro trabajo.

Hace ya más de 7 años que comenzaba la aventura de iAgua.es. Cuando nació, no se llamaba así, ni abordaba en su totalidad un campo tan amplio como el que ahora cubrimos, pero en ese momento se puso la semilla.

Después de 2010, ya sabemos lo que ha venido. Desembarco masivo de profesionales, empresas, administraciones y todo tipo de organizaciones del sector medioambiental en general y del agua en particular.

Las redes son fundamentales, ahora nadie lo duda, porque representan la forma más directa y eficiente de llegar a tus lectores, a tus socios, a tus clientes, a tu público en definitiva. El reto está ahora en definir cuál es el mejor uso de cada herramienta, segmentar los mensajes para dar la información suficiente pero no saturar a tu comunidad.

Aunque algunas veces se nos olvida, la clave sigue estando en lo que hacemos fuera de las redes, que nunca son un fin, sino un medio para mejorar nuestro trabajo.

TagsAutor/a

¿Por qué es positivo estar presente en las Redes Sociales?

Documentación adicional